“Al fin se acabó la sopa en Rangers”, venció a Copiapó

Triunfo sufrido por 4 tantos a 2, un balón de oxígeno para el cuestionado técnico Leonardo Zamora, que sigue sin convencer.

Imagen de Juan José Alfaro
5,982 Lecturas
05 de Marzo, 2018 10:03
Agua desde el desierto de Atacama para Rangers

La dura derrota como local ante Valdivia había dejado varias heridas en la huestes piducanas, una tensa relación entre el estratega y la hinchada, y un saldo muy negativo en la propuesta futbolística del mismo entrenador, él que tuvo que dar explicaciones por su mirada desafiante y las esporádicas muestras de buen fútbol de su propuesta.

La pizarra de Zamora se movió, y el primer acierto fue devolver a su posición natural de lateral por derecha a Torrealba, y permitir el debut del Uruguayo Fabricio Silva como central por derecha. Jorge Romo, de bajísima actuación frente a Valdivia, se fue a la banca de suplentes, para permitir el ingreso del canterano Nicolás Rivera, y en ataque, Pablo Soda reemplazó a Nicolás Canales.

Los primeros minutos del confronte fueron positivos para los rojinegros, José Pablo Soda tuve dos ocasiones para abrir el marcador, pero remates débiles le impidieron su estreno en las redes, la dupla de Ragusa y Rivera le daba más peso a la construcción, aprovechando las explosivas subidas por la banda de Céspedes.

Si bien Rangers era protagonista seguía con esa incapacidad de concretar las oportunidades creadas, este espacio de clemencia al rival poco a poco fue envalentonando a la visita que se fue acercando al arco de un seguro Bonnin. Hasta que vino el minuto 26” y José Barrera vio la tarjeta roja por una fuerte entrada en la zona media del campo, una falta innecesaria y que ponía una vez más el partido en la puerta de salida.

DECISIÓN

En una decisión que a la postre sería clave, Zamora dispone el ingreso de Jorge Romo en lugar de Nicolás Rivera, el volante de corte que había tenido un opaquísimo partido el martes, esta vez entró rápidamente en sintonía, recuperando balones y comenzando la salida limpia desde el medioterreno.

Minuto 33”, Franco Ragusa se instaló detrás del balón por la banda derecha, en diagonal al arco norte, remate potente al primer palo, que se cuela con sutileza en el arco, ante los reclamos de la visita, que aseguraban que el balón no había entrado, ventaja para los piducanos en este segundo aire luego de la expulsión.

Y lo que parecía una ventaja sorpresiva, en los 42” se transformó en una certeza, cuando Brian Torrealba remató en diagonal, en una posición parecida al tiro libre de Ragusa, quién nuevamente contó con la complicidad del arquero Orellana para marcar el 2 a 0.

Todo parecía encaminado, la visita no intimidaba el arco de Bonnin, sin embargo en el epílogo de la primera fracción, un ataque profundo por derecha, terminó con el descuento de Copiapó por medio de Román, un final amargo que abría la incertidumbre para el complemento.

SEGUNDO TIEMPO

La segunda fracción arrancó con un cambio en la visita, entró el delantero Estigarribia, que sería decisivo en los 9”, cuando después de una serie de rebotes remata cruzado desde la izquierda y marca el empate para la visita.

Zamora mueve sus piezas y dispone el ingreso de Veras por Soda, en un intento de profundizar el ataque por las bandas, esto ante la incapacidad de Ragusa de transformarse en el asistidor del único eje de ataque.

Romo comenzó poco a poco a ser parte activa del proceso de creación, dialogando con Ragusa, Céspedes y Veras, lo que sería clave en el minuto 38, cuando se vistió de nueve y capturó un pase por la zona media del área y enfiló al arco sur con envidiable seguridad, remate al palo izquierdo de Orellana y ventaja rojinegra nuevamente.

Zamora y sus ayudantes apelaban a la inteligencia en los últimos minutos de juego, Copiapó inclinaba la cancha sobre el arco de Bonnin, tras una serie de tiros libres hacían pasar zozobras a los piducanos, que pudieron sortear las embestidas con éxito, no sin una mala salida de Bonnin, producto del sol que se escondía.

TRANQUILIDAD

La tranquilidad llegó en el minuto 48, cuando Romo comandó un certero contragolpe por derecha, avanzó hasta tres cuartos del campo y centró para Céspedes que lo acompañaba en la aventura, el extremo se interna en el área y con sutileza se saca la marca del portero y remata cruzado al segundo palo, 4 a 2 para Rangers y la primera victoria de local era un hecho.

Rangers suma 7 unidades y un poco de tranquilidad para Zamora, que tiene mucho por corregir, especialmente el proceso de creación, si propone jugar con un solo delantero, el equipo debe jugar para él, y hasta ahora no ha ocurrido, en este mismo sentido, se hace imperioso que Ragusa no retroceda tanto en la búsqueda del balón, más cercanía con su delantero augura mejor chances de subir al marcador y de paso en la tabla.

Etiquetas

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.