La Batalla por el agua limpia en el Maule post Terremoto

La calidad del agua sigue siendo un problema para la línea de costa, donde los gigantes industriales gobiernan la tierra. Por Katie Westall, de Save the Waves.

Imagen de Rodrigo de la O
2,401 Lecturas
05 de Abril, 2011 00:04

La costa chilena se extiende 2,700 millas, en los 38° de latitud. Eso es comparable a la franja costera del Pacífico, desde La Paz, México hasta el norte de Colombia Británica, Canadá. Es un país con una geografía salvaje, una tierra con los más variados tipos de clima, desde algunos de los desiertos más secos, zonas de clima mediterráneo, subtropical húmedo, como la Isla de Pascua, hasta las regiones frías de montaña y sus numerosas islas en el sur.

Es una magnífica costa que no sólo proporciona un hábitat para nutrias, delfines, ballenas y otras especies costeras y marinas sino que también nos brinda algunas de las mejores olas del planeta.
En febrero de 2010, Chile fue golpeado con un terremoto de una magnitud 8,8 Richter y  tsunamis que devastaron más de 400 millas a lo largo de la costa cobrndo la vida de muchos chilenos. Save The Waves, encabezado por mi predecesor, Josh Berry, pudo hacer entrega de suministros y equipos para el pueblo chileno colaborando en proyectos comunitarios para que la gente pudiera volver a levantarse. Entre otros suministros, el equipo de Save The Waves, entregó mil filtros de agua los que permitió a más de 10 mil chilenos tener acceso a aguia limpia inmediatamente después de ocurrido el desastre. Esto demuestra una posición unica para poder colaborar en la ayuda tras este tipo de desastres.

Al visitar la región, entiendo completamente por qué Save The Waves decidió emprender su proyecto de ayuda. Con gente muy hospitalaria y un litoral de este tipo no era una opción para cruzarse de brazos. El equipo STW se sintió obligado a apoyar a las personas que han trabajado con nosotros, uno al lado del otro, durante los últimos cinco años en cuestiones de conservación y calidad del agua. La salud de los hábitats costeros-marinos y la fauna también depende el bienestar y la vitalidad de las comunidades costeras de Chile.
El epicentro del terremoto fue localizado cerca de la costa de Cobquecura en la región del Bío Bío (al suroeste de Santiago). Las olas del tsunami se dirigieron al noreste y al sureste del epicentro, golpeando duro en el norte Pelluhue, Curanipe,  Constitución, Iloca y Duao y Talcahuano, Dichato, Concepción por el sur. La destrucción ocasionada es asombrosa. Incontables veces mis compañeros recuerdan lo que era una estructura y ahora es sólo suciedad. Se dice, "Solía haber casas aquí, un restaurante o un teatro estaba allá." En Constitución, en la desembocadura del río Maule comunidades construidas en el ribera  terminaron muy retiradas y dañadas.
Un año más tarde, muchos de los pueblos afectados todavía están luchando para recuperarse y volver normalidad como era antes del terremoto. Las comunidades se han reconstruido, aunque algunas personas siguen viviendo en campamentos que estaban destinados a ser temporales. Al ver que las secuelas de la catástrofe siguen siendo una realidad cotidiana, un año más tarde, mis pensamientos se vuelcan a la situación actual de la población de Japón, que se vieron afectados por una situación incluso peor apenas unos días antes de mi viaje a Chile.

Resulta comprensible dado las necesidades inmediatas que se hayan priorizado a raíz del terremoto y el tsunami. No obstante, la calidad del agua sigue siendo un problema para la línea de costa, donde los gigantes industriales gobiernan la tierra. En 2008, Save The Waves, después de haber trabajado en la región durante años, fundó el Vigilante Costero Maule Itata (Coastkeeper), en asociación con la ONG Fiscalía del Medio Ambiente, FIMA. La misión del Vigilante Costero Maule Itata es monitorear la calidad del agua a lo largo de esta región desde el río Maule hasta el río Itata, a lo largo de la costa centro sur de Chile. Rodrigo de la O trabaja para vigilar la costa, educar y fomentar la capacidad de la comunidad local para actuar como promotores en temas de calidad del agua. Carismático, humilde y apasionado, Rodrigo trabaja con la comunidad local para proteger el patrimonio costero de las regiones Maule y Biobío.

En 2006, pese a la oposición vehemente de Save The Waves y grupos locales como Salvemos Cobquecura, una planta de celulosa, propiedad de la empresa CELCO fue construido en el valle del río Itata. La planta, el Complejo Industrial Forestal Nueva Aldea, es la planta más grande de su tipo en la región con la capacidad de producir más de 800.000 toneladas de celulosa blanqueada por año. Originalmente se vertían los desechos directamente al río Itata, Celco construye un gasoducto de 50 kilómetros, terminado tres años después de la apertura de la planta en 2009, para llevar bajo tierra los efluentes de la planta a través de terrenos agrícolas de la región hacia el océano. Este efluente lleva a los subproductos de la producción de celulosa, que incluye el uso de cloro para blanquear la pulpa dejando organoclorados altamente tóxicos como las dioxinas y los furanos. De pie en la desembocadura del río cerca de la última sección del ducto, la tierra tiembla producto de las bombas subterraneas obligando a los residuos llegar al océano. Estos desechos son depositados en el mar a lo largo de un tramo de un rompiente de perfecta derecha que domina la región.

Al norte de la planta Nueva Aldea, Constitución, una vez llamada la Perla del Maule, es un pueblo que ha estado viviendo con la realidad de la producción de celulosa desde finales de 1960. La planta de celulosa ocupa la costa principal de la ciudad y emite gases que queman los ojos y las fosas nasales, que apestaba a col tóxico. Una amiga que viajaba con nosotros, que es de Constitución, nos muestra el mejor lugar para obtener una vista de pájaro de la planta y los puntos a un espacio abierto en el cerro y dice: "Aquí es donde jugábamos cuando éramos niños." El consentimiento entre la gente del pueblo es que la calidad del aire es ahora mejor después de la instalación de filtros de aire de varios. A favor del viento de la planta, no puedo imaginar como era antes.

Estas plantas de transforman pinos y eucaliptos en productos de madera y pulpa para luego ser procesados ​​en las plantas de papel. En las costas del noroeste de la Región del Biobío y el Maule, la industria forestal es dueña de una gran mayoría de las tierras costeras y adyacentes, donde pinos y eucaliptos, ambas especies exóticas, altamente invasivas, de crecimiento rápido y que consumen el agua. Según la Fundación Mundial para la Naturaleza, de 1985 a 1995, Chile perdió cerca de 2 millones de hectáreas de bosque nativo diezmando a los ecosistemas locales y la biodiversidad.

A pesar de la intención de la silvicultura y la industria de celulosa de convertir la tierra en una máquina de lucro, el litoral es impresionante con sus pastizales y los bosques con una costa rocosa a lo largo de apuntar hacia la izquierda perfecta se rompe se extiende hacia abajo cada pocos kilómetros. Bolsillos de humedales y hábitat nativo con bosque costero del Maule permanece en medio de las filas mayoría de las plantaciones de árboles.

El clima mediterráneo, comparable al de California, permite a los agricultores a pequeña escala-por lo menos 40.000 a lo largo del valle del río Itata para producir uvas, maíz, trigo, patatas, fresas y otros cultivos en las tierras fértiles. A lo largo de la costa rocosa, los pescadores artesanales viven del mar por la captura de merluza, pejerrey, Jaiba, reineta, corvina, Congrio, Róbalo, Lenguado y otros mariscos.

Además de la contaminación de plantas de celulosa, otra amenaza se esconde en las sombras de esta región. Un proyecto de carbón llamado Los Robles se propone para la zona costera al norte de la gran ola Santos del Mar en la Región del Maule. El proyecto contempla la construcción de una planta de 750 MW a carbón y un puerto industrial. Los envíos de carbón pulverizado de Australia se descargan allí, dañando el ecosistema y la contaminación del mar con las cenizas y las aguas residuales tóxicas.

Más de veinte propuestas están aprobadas o en trámite para la construcción de plantas similares que funcionan con carbón en todo Chile, su gran mayoría para la costa. A pesar de este abrumador número de propuestas, los esfuerzos de organización de la comunidad han dado sus frutos en otras regiones como en Barrancones donde controvertidos planes para construir una planta termoeléctrica cerca de un área protegida en la norteña región chilena de Coquimbo fueron cancelados. Esta victoria demuestra la necesidad de permanecer unidos y movilizados para proteger la costa y el océano.

En contra de poderosas industrias contaminantes y un gobierno pro-empresarial que se inclina ante los intereses de la empresa, todos los días, los héroes locales e internacionales que trabajan por los derechos de las comunidades, el agua potable y el aire, así como el derecho a un medio de vida sostenible. Los individuos de grupos como el Vigilante Costero Maule Itata, Salvemos Cobquecura, Acción Ciudadana Pro-Defensa de la Costa del Maule, Conservación Patagónica, Patagonia Sin Represas, Greenpeace, FIMA, Terram, y muchos otros. Además de estos grupos, muchos residentes de todos los días (los pescadores y propietarios de tierras) se han convertido en líderes dibujando una línea en la arena, pegado a la principal, y negándose a aceptar sobornos para pasar por alto la contaminación creada por las empresas de gran alcance.

Save The Waves seguirá trabajando en la región,  participando y apoyando a los miembros de la comunidad como defensores de la calidad del agua y conservar las zonas costeras. Al igual que nuestros colegas del Maule Itata Coastkeeper dicen, nuestro movimiento se trata de "Aguas Limpias, communidades Fuertes (agua potable, comunidades fuertes)." Eso lo resume todo, aunque debo añadir "Olas Perfectas" (olas perfectas) a la línea de etiquetas para que sea ideal.


Autora. Katie Westfall - Environmental & Program Director
Traducido: Rodrigo de la O

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Descubre Groupon GRATIS y consigue descuentos de hasta el 70 % en tus compras
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Un Comentario

Comentarios en Facebook

Imagen de gustavo

El articulo detalla muy bien

El articulo detalla muy bien lo que significa CONTAMINACION de todo tipo,en especial la que produce una fabrica de celulosa(Gran negocio!)

Aca en TENO, tenemos ya en construccion una mega-planta de Celulosa Arauco,que tiene 120 hectareas de extension, a 6 kilometros del pueblo y a 0,5 Kmts de una escuelita rural.Esta empresa  paso por encima de cuestionamientos de los vecinos a su instalacion, de SAG, de Servicios Sanitarios del MAule y de MOP, quienes aun estan luchando para evitar la polucion ambiental que obviamente producira la citada empresa.Debido a una pobre legislacion ambiental y a la complaciente actitud de VARIAS autoridades, se aprobó el proyecto que hoy recien el vecindario ve con desesperacion construirse,a vista y presencia de TODOS los desastres ambientales que Celulosa ARAUCO ha ido sembrando en el pais(Nueva-Aldea.Valdivia y sus cisnes del Calle-Calle,rio Mataquito en Curico,etc,etc)

Ahora ya tenemos varias ONG tanto nacionales como Internacionales apoyando nuestra lucha CONTRA la contaminacion.-

 

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.