La sanación interior: El poder que hay en ti

La sanación interior: El poder que hay en ti

12 Marzo 2021
La vida no se trata de subsistencia, se trata de goce, de grandeza de espíritu, de emoción, de ganas de encender tu cuerpo, energía que brota desde adentro, desde esa Alma tuya que sabe a lo que ha venido.
Jhosselyn Ortega >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

La sanación está en ti, cuando encuentras tu destino, tu propósito, y tienes el coraje de hacer de tu vida su cumplimiento. Hay hoy demasiadas recetas para vivir, entre tanto, yo creo que necesitamos encontrarnos, con nuestro propio ser sanador, oír esas voces internas, mucho más que las ajenas.

Te puede interesar: Te deseo y te prometo: Un espíritu valiente, grande, sabio, noble y astral

Tal vez tratamos de acomodarnos y sufrimos, y buscamos ayuda, y nos dan herramientas para enfrentar lo que nos cuesta. Pero tal vez nos cuesta, porque simplemente no es lo que queremos real, profunda y trascendentemente vivir, y vamos a desarrollar más escudos para resistir y más estrategias para sobrevivir. Pero la vida no se trata de subsistencia, se trata de goce, de grandeza de espíritu, de emoción, de ganas de encender tu cuerpo, energía que brota desde adentro, desde esa Alma tuya que sabe a lo que ha venido. Tan sólo encuéntrate, porque si dejas que tu espíritu te guíe encontrarás la fuerza inconmensurable que te habita y no necesitarás nada más para hacer lo que viniste a hacer porque yo te aseguro, que para eso estás [email protected] y [email protected]

No me sigas, porque mi sendero no te llevará a tu destino, tan solo al mío. Sigue a tu corazón, porque ningún otro tiene la ruta que has de recorrer. Parecemos iguales, pero somos completamente diferentes, y eso es má[email protected], porque tú eres esa magia, convoca y multiplica tus diferencias, confróntame, dime que estoy equivocada, yo seguiré en mi porfía, en mis propios y hermosos errores, mientras crea en ellos con la pasión que inunda mi cuerpo, porque habita en mi Alma desbordante, porque amo mis certezas y hasta mis equivocaciones, porque son tan mías, y me muestran mi camino, yo te amaré igual, y aún más, porque aunque no entienda completamente tus actos, te admiraré por ellos de un modo inexplicable, por quién eres tú frente a ellos, por ser protagonista de tu hermosa y única historia.

Porque amo las certezas propias y las ajenas, amo a los dueños de su destino, a los que conducen su vida con la prisa de la eternidad, a los que se orientan con la luna y a los que acojen sus miedos para atravesarlos, a los que se toman la mano cuando caen y lloran, porque sólo quien persigue su mejor versión es capaz de mirar sus faltas con dolor, o con arrepentimiento, aparentes carencias, que sólo tienen por fin hacer relucir el tremendo coraje que portas, cuando sabes que puedes ser mejor, y vas por ello, nuevamente. Porque jamás te perderás si sigues a tu corazón, y nunca te equivocarás, porque nunca comienzas y nunca terminas en tu existencia astral y real, estás en ti. Yo estoy en mi. Tal vez coincidamos en nuestro camino, y en unas cuantas locuras, yo te agradezco, pues haces brillar a mi Alma con tu luz que me encandila, reflejo de un Ser espacial, compañ[email protected] de ruta. Ahá.

Te puede interesar también: Vivir en el amor: Escuchar al corazón