5 mejores lugares para invertir dinero en 2021

21 Septiembre 2021
Especial >
authenticated user Editor

Conoce los mejores lugares para invertir dinero ahora mismo debido al Coronavirus: oro, dinero en efectivo, criptomonedas, tierras de cultivo, propiedades de alquiler y más.

¿Dónde deberías invertir tu dinero?

Una máxima que se escucha a menudo es que debemos invertir nuestro dinero. De esta forma, el capital que poseemos comienza a producir ganancias y, a mediano y largo plazo, aumenta su tamaño. Esta práctica ha existido desde hace siglos. En la actualidad, el panorama financiero ofrece muchas opciones de inversión. Desde las más tradicionales, como el oro y la plata, hasta las más nuevas, como las criptomonedas. Esta abundancia ofrece más posibilidades de diversificar nuestra cartera, pero a veces puede ser abrumadora. La mejor manera de obtener rendimientos constantes es tener un portafolio diverso, con activos no relacionados entre sí. Esta estrategia también protege nuestro capital: si alguno falla, no compromete el resto de nuestros activos.

Cuáles son los mejores lugares para invertir dinero en 2021

Cada opción de inversión tiene riesgos y rendimientos distintos. Los bienes inmuebles, por ejemplo, son una excelente opción con mucha variedad entre ellos. Las piedras preciosas se consideran un refugio de valor y tienden a aumentar su precio en épocas de incertidumbre. Las acciones de instituciones bancarias también son una opción, cuyo valor se puede predecir de acuerdo a su contexto social. Las tierras de cultivo han ganado atractivo en los últimos años, con la creciente demanda de alimentos. Las criptomonedas son la adición más reciente a esta lista. Bitcoin se creó en 2009, durante la crisis hipotecaria, y en pocos años se convirtió en una oportunidad de lucro. Ya sea que estés iniciando o seas un inversionista experimentado, aquí te listamos 5 opciones para que diversifiques tu portafolio.

Bienes inmuebles

Las propiedades inmobiliarias han sido una opción de inversión durante décadas. En las grandes ciudades cada vez menos personas poseen sus casas, la gran mayoría vive alquilada. Para los inversionistas, tener algunas propiedades en su patrimonio es una forma sencilla de conseguir ingresos constantes. Este tipo de activos se está apreciando en los últimos años, pues las tasas de alquiler aumentan constantemente. El único punto en contra es que la inversión inicial es más elevada que en otras alternativas. Al elegir una propiedad hay que evaluar su ubicación. Las viviendas situadas en distritos escolares o cerca de universidades son muy demandadas por familias con hijos o estudiantes universitarios. Suelen tener una rotación media y están ocupadas constantemente.

Oro o plata

El oro y la plata, junto a otras piedras preciosas, han sido un activo fijo en la mayoría de las carteras. El oro rara vez pierde valor, pues se trata de un activo escaso y sin inflación. En tiempos de incertidumbre económica, como la pandemia por el COVID-19, su valor aumenta. Los inversionistas lo consideran un refugio frente a otros activos más propensos a las caídas. En tiempos de prosperidad, como la recuperación económica post-COVID, su valor se aprecia menos. Otros minerales, como la plata, cobran más relevancia en este panorama. Chris Wyllie, de Connor Broadley Wealth Management, dice que este activo es más provechoso actualmente.

“Preferimos la plata actualmente, que además tiene aplicaciones industriales. Así que con una economía global muy boyante, esa es otra cuerda para su arco”, comenta Wyllie. En un momento en que las industrias retoman sus actividades se aprecian los materiales necesarios para la fabricación de bienes. Después de casi dos años de recesión debido a la pandemia, las empresas intentan recuperar el tiempo perdido y producen a sobremarcha. El consumo retorna con mayores fuerzas y las fábricas deben satisfacer esta demanda. Aunque el oro no deja de ser una opción, es momento para diversificar hacia otros activos en el ramo.

Criptomonedas

Bitcoin y las demás criptomonedas son la modalidad de inversión más reciente. Su dinámica es distinta a la de cualquier otra clase de activo y aún está en proceso de estabilizarse. Es altamente volátil, más que cualquier otra opción, por lo que algunos inversionistas temen exponerse en exceso. En los últimos años, varias instituciones han incluido bitcoin en su portafolio y legitimado su imagen. Esto ha contribuido a estabilizar su precio. Actualmente, comprar bitcoin ofrece mayores rendimientos que otras alternativas de inversión. Los riesgos son mayores que otras opciones, pero menores que hace unos años. El mercado de criptomonedas está en una tendencia alcista desde el último trimestre del 2020. El ecosistema DeFi está creando constantemente nuevos tokens que pueden generar ganancias importantes.

Tierras de cultivo

La creciente demanda de alimentos ha revalorizado las tierras de cultivo como un activo de inversión. En las últimas décadas, los terrenos agrícolas han sido el objetivo de millonarios como Bill Gates. El magnate de los negocios posee más de 100.000 hectáreas de tierra productiva en Estados Unidos. Una de las ventajas de las áreas de cultivo es que son un recurso limitado. Se estima que solo el 7% de la superficie terrestre del planeta sirve para este fin. Con el constante aumento de la población y la consecuente demanda de alimentos, poseer tierras de cultivo garantiza ingresos constantes.

Banco

Las acciones bancarias son una opción segura para nuevos inversionistas. Su valor es más estable que otros activos y es más fácil predecir sus movimientos. Lo mejor es apostar por bancos reconocidos, como JP Morgan o Bank of America. También es importante conocer en qué tipo de banco invertimos. Los bancos comerciales, que trabajan con cuentas individuales, se aprecian en épocas de prosperidad económica. En épocas de incertidumbre, cuando los clientes suelen fallar en los pagos de sus préstamos, su rendimiento es menor. Los bancos de inversión, que se enfocan en clientes institucionales, no tienen este problema. En épocas de prosperidad obtienen ganancias de la venta de acciones, fusiones o adquisiciones. En épocas de recesión económica, cuando el mercado es más volátil, su rendimiento suele ser incluso mayor.

 

Foto:Konstantin Evdokimov // Unsplash