Opinión: No a la impunidad para los culpables del atentado a Pinochet

05 Septiembre 2013

En vísperas de que se cumplan 17 años del atentado en contra de Augusto Pinochet, un saludo a los familiares de los fallecidos

Roberto Olivares >
authenticated user

Se me solicitó escribiera respecto de los 40 años del “golpe de Estado”, y en los próximos días lo haré; sin embargo creo, parafraseando una frase bíblica, “es justo y necesario” recordar a un grupo de modestos suboficiales asesinados en la emboscada en contra del General Augusto Pinochet Ugarte, que por esos entonces ejercía de facto como Presidente de la República. Una emboscada planificada y financiada desde Cuba y ejecutada por el F.P.M.R., brazo armado del Partido Comunista y de la cual su jefe militar, el hoy Diputado Guillermo Teillier, reconoció su responsabilidad en el mando.

Es un hecho histórico y sobre ello no hay discusión. El intento de asesinato en contra del General Pinochet se dio en el contexto del despliegue por parte del P.C. y grupos de extrema izquierda, de una estrategia destinada a derrocar a la dictadura o Gobierno Militar por medio de las armas, a través de provocar una guerra civil. El punto a discutir por tanto es cuál era el objetivo que perseguía tal estrategia.

La argumentación de la izquierda marxista – leninista para justificar su estrategia es que ésta estaba destinada a “recuperar la democracia”, dándole así un aura de épico heroísmo a las acciones terroristas que efectuaron. Una argumentación que no resiste el mínimo análisis, análisis que por lo demás los medios de comunicación jamás hicieron, cuando toda la información disponible nos dice el real propósito del P.C. y sus aliados fue el que siempre persiguió: instalar en el Gobierno una “dictadura del proletariado, es decir, lo que pretendían no era derrocar una dictadura militar para luego llamar a elecciones libres y recuperar la “democracia burguesa” contra la que ellos denostaban y defenestraban, sino para instalar una de las llamadas “democracias populares, a imagen y semejanza de la que mantuvo en el poder a su mentor ideológico y financiero Fidel Castro, por más de medio siglo en el poder, y que le permitió nombrar como su “heredero” a su hermano Raúl.

Entonces y retomando el caso de los caídos en el atentado del 07/08/86, me parece y aun cuando nunca un asesinato debiese ser justificable, dado que éstos fueron cometido por un grupo terrorista que pretendía con ello crear condiciones para instalar en el Gobierno una dictadura, y que ese grupo tenía clara dependencia de una potencia extranjera, no me parece, sino estoy convencido del Gobierno y los Tribunales no pueden permitir los autores intelectuales y/o a los que les cabe responsabilidad en el mando por estos crímenes sigan en la impunidad.

Y el punto entonces es, pedir directamente del Gobierno y/o los Tribunales abran un juicio no sólo en contra de Guillermo Teillier, sino además y a través de las instancias internacionales correspondientes, en contra del ex dictador cubano Fidel Castro. 17 años de impunidad ¡es demasiado!