¿Cómo preparar a los niños para enfrentar situaciones de emergencia?

19 Noviembre 2015

Para que los más pequeños sepan cómo enfrentar situaciones de peligro, te dejamos seis recomendaciones a poner en práctica.

Chile y el Mundo >
authenticated user Corresponsal

En el contexto del Día Universal del Niño, el programa Conectados por la Seguridad de Fundación Motorola Solutions entregó tips esenciales orientados a que los más pequeños sean promotores de este nuevo rol social de los individuos frente a situaciones de emergencia. El efecto que estos imponderables de la naturaleza tienen sobre las poblaciones depende en gran medida de decisiones que tomamos en base a los conocimientos que recibimos al respecto.

Lee también: Pingüinos intentaron escapar de Zoológico en Dinamarca [Video]

Chile es un país que regularmente se ve sometido a situaciones de riesgo provocadas por terremotos, tsunamis y otras catástrofes naturales. Con nuestra ayuda, los niños aprenderán cómo comportarse ante situaciones de emergencia, a tomar decisiones de acuerdo a su edad para mitigar el impacto de los desastres naturales. Esto se concreta en acciones sencillas como: a qué teléfono deben llamar en cada caso, qué rol tiene cada institución, la importancia de guardar la calma y de actuar con rapidez en la comunicación en momentos críticos.

1. Hablar de emergencias

Comience por hablar con su hijo acerca de diversas emergencias que podrían ocurrir. Hable con ellos acerca de los incendios, terremotos, inundaciones y otros desastres naturales comunes en el país. También es importante discutir sobre posibles consecuencias físicas como heridas, huesos rotos, o accidentales como salidas de monóxido de carbono, fuga en la tubería de gas o un ladrón entrando en casa. La idea no es alarmar a los niños, por lo que hay que mantener un lenguaje de acuerdo con su edad. Un mensaje clave a dar es que las emergencias son poco frecuentes y se puede hacer frente a ellas por lo que no deben tener miedo a ellas.

2. Crear un plan de emergencias

Después de que su hijo entienda cuáles son las diferentes situaciones de emergencia la idea es crear un sencillo plan que su hijo pueda recordar y responder. En este sentido, ensayar situaciones, como si fuera un juego, es fundamental. Por ejemplo, si hay un incendio, enseñarle a salir lo antes posible de la casa y conseguir ayuda afuera, conocer los números de teléfonos de emergencia, mostrar un escondite seguro en caso de terremoto, un lugar de congregación familiar en el caso de un corte de energía, el lugar donde está el botiquín o los productos de primera necesidad, etc. Asegúrese de que su hijo tenga su número de teléfono y dirección memorizada, por lo que pueden llamar y pedir ayuda.

3. Armar kits de emergencia

La recomendación es crear una lista de elementos que se necesitan y convertirlo en una búsqueda del tesoro que siga siendo divertido para los niños. Asegúrese de incluir una linterna, una muda de ropa, dinero, manta, agua, alimentos no perecederos, pañales, etc.Hablar con su hijo acerca de la finalidad de cada elemento le ayudará a no sentirse ansioso ni a crear sensación de inseguridad cuando deba recurrir a ello, por ejemplo: "Si se moja, debe ponerse ropa seca para que no se resfríe".

4. Preparación para emergencias a largo plazo

Muchos desastres naturales pueden requerir sobrevivir sin electricidad, gasolina o tiendas de comestibles almacenados por un período prolongado de tiempo. Prepare a su hijo antes y durante estas situaciones mediante el reconocimiento de sus miedos y decepciones. Además de ofrecerles información que les tranquilice para que sepan que están recibiendo ayuda de diferentes servicios como la compañía eléctrica que está reparando las líneas eléctricas o los servicios de rescate que se están haciendo cargo de la situación.

5. Construir mensajes positivos

Es importante que los niños estén enterados de lo que ocurrió, explicándoles e involucrándolos en las decisiones que se irán tomando. No hay que negarles la realidad, sin embargo, ser cuidadosos con lo que se cuenta y cómo se lo transmitimos, lo importante es que sientan protección y resguardo constante pese a las adversidades.En el largo plazo, el mayor desafío será recuperar poco a poco la rutina diaria, es preciso construir mensajes optimistas que nos permitan sobrellevar las dificultades, entregándoles tranquilidad mediante frases que transmitan que es posible salir adelante, que lo importante es mantenerse unidos y que las cosas materiales son secundarias.

6. Revisar y practicar regularmente

Asegúrese de revisar su plan de emergencia con sus hijos al menos una vez al año y poner en práctica lo que el niño debe hacer en cada situación de emergencia. Cuanto más se practica, el plan será más familiar para su hijo, por lo que será capaz de reaccionar rápidamente en caso de producirse una emergencia. Por ejemplo, conocer la ruta de seguridad en caso de Tsunami es una sencilla y práctica tarea.