Opinión: Curicó / China / Macondo

Opinión: Curicó / China / Macondo

18 Junio 2014

A propósito de los excesivos gastos de los concejales de Curicó en viajes, no está claro si se cumple con la conocida “rentabilidad social” que debiera ser un requisito para todas las actividades municipales

Corresponsal El... >
authenticated user Corresponsal

*Por Laura Quintana @nenanerd

Curicó es noticia de nuevo, y nuevamente por problemas de transparencia. El gobierno pasado dejó sin construir el prometido Hospital, y hoy la polémica está situada en los $9.000.000 que se gastó el alcalde Javier Muñoz, en un viaje a China, junto a dos concejales y los 160 millones de pesos que durante el 2014 ha gastado el total del concejo.

En el caso de China “se han desarrollado misiones comerciales” dijo el alcalde en un contacto telefónico con el programa #vigilantes de La Red, situación que no fue bien explicada durante la conversación, pero que al parecer se traduciría en dos ferias de intercambios de productos, una en Curicó y una en China, en una ciudad no especificada con claridad.

Tampoco está claro quienes serán los Curicanos beneficiados con estos viajes, o si se cumple con la conocida“rentabilidad social” que debiera ser un requisito para todas las actividades municipales, más por ética que por reglamento y que busca generar políticas públicas en las cuales sus gastos se justifiquen entregando beneficios a una cantidad de la población en proporción con los recursos utilizados.

160 millones de pesos es mucho dinero, sobretodo para una ciudad que no tiene hospital y que tiene un estadio a medio construir. Estos recursos deben ser rendidos por el concejo municipal, sin embargo muchas veces las cuentas públicas o las páginas web de transparencia pasan desapercibidas por los ciudadanos.

Un buen ciudadano, y con ello quiero decir uno informado no debería votar jamás por alguna autoridad edilicia, parlamentaria, ni presidencial que no cumpla con este principio fundamental, y aquí está el problema de Curicó y de muchas ciudades de nuestro país: no hay buenos ciudadanos, y con esto no quiero culpar a los votantes. Culpo a la falta de cultura cívica, a la falta de interés de las propias autoridades por transparentar la agenda, entre otras falencias. 

No tenemos buenas autoridades, porque no tenemos buenos  votantes y últimamente no tenemos ni votantes. La baja participación que trajo consigo el voto voluntario esperamos se revierta, y se genere interés en la población por cambios que nos permitan avanzar hacia un país más justo, más igualitario y , ¿por qué no soñar con uno más feliz?.

No es novedad  lo de Curicó, hace unos años el alcalde de una comuna de La Araucanía se robó hasta la plata de los bomberos para irse de viaje, pero sí es una oportunidad para reflexionar respecto del rol fiscalizador de la población hacia las autoridades que eligieron y con mayor razón por las cuales no votaron.

Estamos sentados cómodamente y vemos como suceden estas barbaridades, nos lamentamos, reclamamos un rato y nos olvidamos hasta que vuelven a pasar.

Los invitó a participar de la fiscalización de sus propios recursos, a participar de los Concejos Municipales cuando se discutan temas de su incumbencia, a revisar la web de su municipio, a informarse. Los concejales fiscalizan al alcalde, y la ciudadanía debe hacerlo hacia ellos.  

* Laura Quintana es periodista de la Universidad de La Frontera. Actualmente forma parte de"Bravo/Quintana, Comunicación Estratégica". Es panelista colaboradora del programa #Vigilantes de La Red,y es experta en comunicación política.