Videojuegos en tiempos de pandemia: ¿Distracción o adicción?

Videojuegos en tiempos de pandemia: ¿Distracción o adicción?

15 Septiembre 2020

No digo que el cyber mundo gamer sea un paraíso para recrearse, pero bajo mi perspectiva podría considerarse, si se realiza con las personas apropiadas, un espacio de distracción ya que puede ser tan divertido como ir a dar una vuelta en bicicleta o ver una serie.

Felipe Díaz >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Invitado

El tema de los videojuegos no es nuevo. A lo largo de los años, cientos de estudios han tratado de crear una mala fama respecto a esta industria creativa que día a día crece más que el cine y mueve más dinero que el fútbol. Sin ir más lejos, hace uno o dos años atrás, la Organización Mundial de la Salud declaró que incluiría la adicción a los videojuegos dentro de los trastornos mentales en la Clasificación Internacional de Enfermedades, decisión que a mi parecer fue considerada como apresurada y errónea.

Lo que muchas veces estos estudios no consideran es la gran comunidad que hay detrás de cada una de las plataformas y solo se centran en los efectos perjudiciales, como la ludopatía, el comportamiento violento y pérdida de la noción de la realidad, que podrían tener las personas. Mientras escribía esta columna, tuve la oportunidad de leer la opinión de varios autores que declaraban estar en contra de la mayoría de los juegos de video ya que, según su percepción, incitaban a las generaciones más jóvenes al individualismo y a la violencia de género, a tal punto que “enseñaban a violar y matar”.

No digo que el cyber mundo gamer sea un paraíso para recrearse, pero bajo mi perspectiva podría considerarse, si se realiza con las personas apropiadas, un espacio de distracción ya que puede ser tan divertido como ir a dar una vuelta en bicicleta o ver una serie. A mi corta edad, he podido conocer personas maravillosas de diferentes lugares gracias a los videojuegos, con las cuales compartimos más de alguna risa por micrófono o nos motivábamos a salir adelante en lo que fuese.

Hoy, en tiempos de pandemia, me atrevería a decir que muchos de nosotros hemos caído en esta adicción de esta “Heroína Digital” como lo denominan los más extremistas, jugando Ludo en el celular, Call of Duty: Warzone, Fornite o Fall Guys para las generaciones más nuevas y admitámoslo… nos sentimos mejor y liberamos un poco de estrés en este encierro apocalíptico.

Creo que hoy, en pleno 2020, debemos aceptar que existe un nuevo espacio social donde las generaciones más nuevas interactúan entre si y no hay que negárselo. Sin embargo, es fundamental el control parental (en niños menores de edad) para estar atento a situaciones extremas y porqué no, para entender este mundo y quizás, jugar con ellos.