Alza de sueldo mínimo: “No alcanza para una vida digna”